Más allá de la punta del Monte

Por Roberto Castillo

Las siguientes líneas intentan contribuir a obtener una idea aproximada del sitio donde se libró el Combate de Monte Santiago. Para ello es necesario conocer la toponímia de la antigua Ensenada de Barragán e interpretar la historia escrita.

Cartografía de la ensenada de Barragán

Por cierto la carta de Manuel de Ibarbelz, de 1962, ya contenía los nombres de San Tiago y el de Barragán.

Pero recién en 1730, en la carta de don Domingo Tetrarca, aparece la denominación punta del monte Santiago, en alusión directa al monte que cubría a la porción de tierra, con forma de lengua, que daba abrigo a las naves. Este documento incluye la punta de Lara, la casa de Lara, la estancia de Pablo Barragán, el Río Santiago y las marcas de la sonda.

Transcurrieron cuarenta años y el Capitán Becerra y el Piloto González levantan la carga, año de 1770, Nº 30 del catálogo del Servicio Hidrográfico, que indica el monte Santiago con una extensión de 5,6 kilómetros río abajo, tomados desde la punta del monte.

Es significativo observar que existían tres canales de ingreso a la caleta de la Ensenada. El primero, el más importante, ubicado frente a la Punta de Lara, muy amplio y profundo. El segundo frente a la pretérita batería de Santiago y a unos 4,5 kilómetros al NNO de la punta del monte, cuya anchura rondaba los 300 metros, con fondos de 13, 14 y 15 pies.

Contigua a la punta del monte se tenía una vía de agua, muy estrecha, para embarcaciones ligeras y la marca de la sonda en 6 pies.

La punta del monte, bañada por las aguas del Río de la Plata y a una milla marina al norte, ofrecía un sondaje de 16 pies.

En 1898, por orden del Consulado, don Pedro Cerviño y don Juan de Inciarte confeccionan su carta. Le otorgan más precisión al paraje, la caleta y las profundidades. Designan al monte Santiago, la Punta de Lara, la casa de Ballesteros, cuatro cursos de agua en tierra firme y el monte cruzado por dos arroyos, uno de ellos el arroyo de Confisco. Esta corriente de agua distaba 1,6 kilómetros de la punta del monte.

En el fondo de la caleta, una débil línea marca el Río Santiago, adentrándose paralelo a la espesura del monte con rumbo SE.

Toll y Aispurúa en el antiguo puerto

Siete años después del célebre combate de Monte Santiago, el Coronel don Antonio Toll y el profesor Náutico Zacarías Aispurúa presentan una carta de la Ensenada, en 1834, que muestra una extensión de tierra y agua de poco más de 19 kilómetros de amplitud.

El acceso al puerto, frente a la punta de Lara, era un portal con 3,6 kilómetros de ensanche con límites precisos, por el extremo SE del banco de Lara y la punta NO del banco de Santiago. El lecho del río se tocaba en los 14, 17, 16, 18 y 13 pies aptos para naves de muy buen calado.


El veril norte del gran banco de Santiago se deslizaba paralelo a la línea de la costa del monte Santiago, que a la altura del arroyo de Confisco se lo medía 3,8 kilómetros río adentro.

El relevamiento indicaba al monte Santiago en una línea de 7,9 kilómetros más debajo de la Ensenada. Sin embargo, el monte se dilataba unos kilómetros más aguas abajo. El extremo del banco de Santiago, su veril NNO, caía justo frente a la estancia de Lara, a 3.700 y 5.000 metros de la costa.

Si bien la carta no lo muestra aún existía el canal intermedio que sondaron Becerra y González, de 300 metros de holgura, ya mencionado. Por supuesto la brecha hubo de ser algo menor como así su fondo, por acción aluvional.

Al parecer a éste canal se accedía, desde adentro del río, por una enfilación clavada en el lecho de arena conocida como palo blanco, algo así como un poste o mástil con ese color que servía a los navegantes.

Entre las descripciones del lugar cercano al combate de Monte Santiago se cita al Palo Blanco y el arroyo de Confisco.

Otra mención al Palo Blanco la encontramos en el Diario de Noticias del Capitán del Puerto de Buenos Aires, Coronel de Marina don Francisco Lynch, tomo II, página 135, nos informa que el 28 de enero de 1828 se terminó de construir la batería Bravo General Brown, también llamada batería de Punta Lara, trabajo hecho por el Coronel Holmberg; este punto de defensa estuvo ubicado de cara al indicado canal intermedio.

     
  BIBLIOGRAFIA CONSULTADA  
Página 1 2 3 4